Cómo elegir un generador doméstico

Cómo elegir un generador doméstico

Un corte de luz es, en el mejor de los casos, una molestia. Afecta a todo lo que necesita para trabajar y divertirse en casa, como las luces, la televisión y el ordenador. En el peor de los casos, un apagón puede suponer un peligro real para la vida y la integridad física. Puede dejar fuera de servicio el sistema de calefacción en el frío invernal, acabar con el aire acondicionado durante una ola de calor en verano o interferir con los equipos médicos que salvan vidas.

Si no puede permitirse el lujo de perder la electricidad ni siquiera durante unas horas -o si simplemente no quiere lidiar con la molestia de los apagones frecuentes-, un generador eléctrico de energía de reserva puede ser la solución ideal. Proporciona energía de emergencia a su hogar para que pueda mantener todos sus sistemas vitales en línea.

Cómo elegir un generador de energía de reserva

La simple decisión de comprar un generador de emergencia es sólo el primer paso. La parte complicada es encontrar el adecuado para sus necesidades. En primer lugar, tiene que decidir qué tipo de generador va a comprar. También debe tener en cuenta detalles importantes como qué fuente de combustible utilizar, qué tamaño necesita y qué características son esenciales para usted.

Generadores portátiles frente a generadores de reserva

La primera decisión que debe tomar es si necesita un pequeño generador portátil o un generador de reserva para el hogar más grande.

Los generadores portátiles, que suelen ir montados sobre ruedas, tienen que salir al exterior y conectarse al sistema eléctrico de su casa cuando se produce un apagón. Los generadores de reserva se instalan de forma permanente en el exterior de su casa y se ponen en marcha automáticamente cuando se corta la electricidad en su hogar.

Cada tipo tiene sus ventajas e inconvenientes. Los generadores portátiles son más pequeños y baratos, y no requieren una instalación profesional. Sin embargo, los generadores de reserva son mucho más fáciles de usar, lo que los convierte en la mejor opción para hacer frente a frecuentes cortes de electricidad.

Para elegir el tipo adecuado para usted, hágase algunas preguntas:

  • ¿Cómo quiere utilizarlo? Un generador portátil es precisamente eso: portátil. Puede utilizarlo para suministrar energía a su casa en caso de emergencia, pero también puede llevarlo consigo para viajes de acampada o fiestas en la puerta de casa. Eso le da más flexibilidad que un generador fijo, que está permanentemente unido a su casa.
  • ¿Cuánta energía necesita? Los generadores de reserva producen mucha más energía que los portátiles. Pueden producir entre 5.000 y 20.000 vatios, suficiente para alimentar todos los sistemas de su casa. En cambio, los generadores portátiles suelen producir sólo entre 3.000 y 8.000 vatios. Eso es suficiente para hacer funcionar algunos sistemas críticos, como un frigorífico y algunas luces, además de una unidad de aire acondicionado de ventana o el ventilador de un horno de gas. Sin embargo, no pueden mantener toda la casa funcionando como siempre.
  • ¿Cuál es tu presupuesto? Los generadores portátiles son la opción más económica. Según la guía de compra de generadores de Consumer Reports, la mayoría de los modelos cuestan entre 400 y 1.000 dólares. Puedes instalar este tipo de generador tú mismo o pagar unos cientos de dólares a un electricista para que ponga un interruptor de transferencia, que lo hace más seguro y fácil de usar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *