twitterfacebookgoogle

Requisitos del Matrimonio

En entradas anteriores hablamos de los tipos de regímenes económicos del matrimonio, hoy comentaremos los requisitos del mismo.

Requisitos previos

Hay que tener en consideración el artículo 56 del Código civil,

“Quienes deseen contraer matrimonio acreditarán previamente, en expediente tramitado conforme a la legislación del Registro Civil, que reúnen los requisitos de capacidad establecidos en este Código.”

Es decir, antes de casarse es imprescindible para los interesados la tramitación de un expediente previo a fin de hacer constar que reúnen todos los requisitos exigidos por ley.

El expediente y su tramitación está regulado en la legislación del Registro Civil. Consiste básicamente en la publicación de unos edictos o proclamas para que quien tenga noticias de la existencia de alguna circunstancia que impida el matrimonio así lo haga constar. No obstante, es posible sustituir ese edicto por la audiencia con al menos un testigo que sea amigo, pariente o allegado de los contrayentes cuando ambos cónyuges hayan residido en poblaciones de más de 25.000 habitantes en los dos últimos años. Tratándose de matrimonio contraído en forma religiosa no se requiere la tramitación de ese expediente previo, sino que una vez celebrado el funcionario encargado del registro comprueba a la vista del expediente instruido por la confesión religiosa los requisitos exigidos.

En cualquier caso este expediente también podrá tramitarse posteriormente a la celebración del matrimonio por el juez o funcionario encargado del registro.

Requisitos simultáneos

La ley exige unos requisitos mínimos para contraer válidamente matrimonio, que han de concurrir en el instante de su celebración, de ahí que los denominemos requisitos simultáneos.

  1. Capacidad del matrimonio. La ley exige un mínimo de capacidad y aptitud personal para contraer válidamente matrimonio.
    1. La edad. El código civil no indica una edad mínima para contraer matrimonio, sino que establece que no pueden contraerlo los menores de edad no emancipados. A pesar de ello cabe establecerla con matices en los dieciséis años.
    2. Libertad de estado. No podrán contraerlo los que estén ligados con vínculo matrimonial. Es decir sólo podrán casarse aquellos que estén solteros, debido al sistema monogámico que existe en el derecho Español.
    3. Sanidad de Juicio. Siendo imprescindible en el matrimonio la prestación del consentimiento, hay que entender que no podrán prestarlo válidamente quieres carezcan de entendimiento y voluntad.  No obstante se permite contraerlo a quien aún padeciendo alguna enfermedad o deficiencia, pueda acreditar que conoce el alcance de sus actos en el momento de la celebración.
  1. Prohibiciones legales de contraer matrimonio. Es imprescindible también que no exista ninguna circunstancia que prohíba contraer el matrimonio. Según el artículo 47 del Código Civil no pueden contraer matrimonio ente sí los siguientes.
    1. Los parientes en línea recta por consaguinidad o adopción.
    2. Los laterales por consaguinidad hasta el tercer grado.
    3. Los condenados como autores o cómplices de la muerte dolosa del cónyuge de cualquiera de ellos.

Requisitos posteriores

En el matrimonio celebrado en forma civil tras declarar el funcionario autorizante que los contrayentes han quedado unidos en matrimonio extenderá la inscripción o el acta correspondiente. El valor de dicho acta o inscripción es meramente declarativo y con ello se pretende la acreditación de los la celebración del matrimonio.

  • La inscripción se practica en el correspondiente libro de registro civil en el supuesto de que el matrimonio se contraiga ante el Juez encargado del Registro Civil.
  • El acta se practicará en todos los demás casos.

Practicada la inscripción o acta se entregará un solo ejemplar del libro de familia a los cónyuges.

En el matrimonio celebrado de forma religiosa se realizará la inscripción en el registro cuando a la vista de la certificación expedida por la confesión religiosa se reúnan los requisitos de la ley.

Abogado especializado en Derecho laboral y Civil en A Coruña

Valora este artículo.

Leave A Reply