twitterfacebookgoogle

La responsabilidad decenal

La responsabilidad decenal es la responsabilidad civil contractual derivada de los daños provocados por defectos en la construcción, del que pueden ser responsables los constructores, promotores, arquitectos y aparejadores así como otras profesiones que intervengan en la construcción. La denominación decenal proviene del plazo de garantía de diez años que establece el artículo 1591 del Código Civil.

La responsabilidad decenal en el Derecho Civil

El artículo 1591 del Código Civil regula este tipo de responsabilidad, indicando a tal efecto que:

“El contratista de un edificio que se arruinase por vicios de la construcción, responde de los daños y perjuicios si la ruina tuviere lugar dentro de diez años, contados desde que concluyó la construcción; igual responsabilidad, y por el mismo tiempo, tendrá el arquitecto que la dirigiere, si se debe la ruina a vicio del suelo o de la dirección.
Si la causa fuere la falta del contratista a las condiciones del contrato, la acción de indemnización durará quince años“

Este precepto dio lugar a una gran litigiosidad y la consiguiente jurisprudencia que procedió a delimitar los casos de aplicación y de responsabilidad. En este sentido, la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación –LOE- asentó dicha doctrina jurisprudencial regulando el marco jurídico de la responsabilidad decenal. Esta ley, que deroga tácitamente el artículo 1.591 del Código Civil, es de aplicación a todos los Edificios cuya licencia de construcción sea posterior a la fecha de 5 de mayo de 2.000.

Definición de ruina elaborada por la jurisprudencia en base al artículo 1591

El concepto de ruina entendida por el código civil difiere del significado que indica la Real Academia Española de la Lengua, como de la interpretación utilizada en el ámbito profesional de la construcción.

Según el Tribunal Supremo, en el derecho civil, existen tres tipos de ruina:

  1. La ruina física, derrumbamiento total o parcial del edificio.
  2. La ruina potencial, peligro de derrumbamiento futuro o deterioro progresivo.
  3. La ruina funcional, es considerada como el detrimento o menoscabo grave que experimente una edificación y que, sin afectar a su solidez, exceda de la medida de las imperfecciones corrientes o que convierta el uso del edificio en gravemente irritante o molesto y no apta para ser comodamente habitable.

Aplicación del artículo 1591 del Código Civil

Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, y dado que el plazo de prescripción para esta acción personal es de 15 años, a tenor del artículo 1964 del Código Civil, el artículo 1591 y su desarrollo jurisprudencial estará vigente hasta el 5 de mayo de 2025, resultado de la suma de los 10 años de responsabilidad que indica el artículo más los 15 años que existen para iniciar la acción contra el responsable.

La responsabilidad decenal en la ley de ordenación de la edificación

La LOE diferencia tres tipos de responsabilidad en función de la causa de los daños, entre la que se incluye la responsabilidad decenal. Concretamente en el artículo 17 indica para esta responsabilidad que:

“Las personas físicas o jurídicas que intervienen en el proceso de la edificación responderán frente a los propietarios y los terceros adquirentes de los edificios (…) durante diez años, de los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales, y que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.”

Las otros dos responsabilidades, de forma resumida, son las siguientes:

  1. Tres años para los vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad.
  2. Un año para los daños que se produzcan en los elementos de acabado o de terminación de la obra.

Cada persona interviniente en la construcción del edificio será responsable de forma personal e individualizada de los trabajos realizados. No obstante cuando no pudiera individualizarse la causa de los daños, o cuando participen varios agentes en dicha causa, la responsabilidad será solidaria.

Seguro de Responsabilidad Decenal de Daños

Otra novedad incluida en la ley es la obligación establecida al promotor de contratar un Seguro de Responsabilidad Decenal de Daños. Esto es, un Seguro de daños materiales o seguro de caución, para garantizar, durante diez años, para edificios cuyo destino principal sea el de vivienda.

El importe mínimo del capital asegurado será el 100 por 100 del coste final de la ejecución material de la obra, incluidos los honorarios profesionales. En caso de daños, el asegurador podrá optar por el pago de la indemnización en metálico que corresponda a la valoración de los daños o por la reparación de los mismos.

Por último hay que indicar que se ha limitado la prescripción por daños materiales causados en el edificio o vicios o defectos a un plazo de dos años.

Exclusión de la responsabilidad

Las responsabilidades por daños no serán exigibles a los agentes que intervengan en el proceso de la edificación, si se prueba que aquéllos fueron ocasionados por caso fortuito, fuerza mayor, acto de tercero o por el propio perjudicado por el daño.

Abogado especializado en Derecho laboral y Civil en A Coruña y Madrid

Valora este artículo.

NO SE RESUELVEN CONSULTAS EN LOS COMENTARIOS, LAS DUDAS SE DEBEN DE PLANTEAR EN FORUM DERECHO
Realizar consulta

Leave A Reply