twitterfacebookgoogle

Indemnización en caso de accidente de tráfico – baremo 2016

La indemnización

Uno de los principios de la legislación sobre responsabilidad en la circulación de vehículos a motor es la reparación íntegra de todos los daños causados. Sin embargo, a pesar de ese principio rector, el Baremo recoge unos máximos indemnizatorios en caso de accidente de tráfico.

En consecuencia, se deben la indemnización debe reparar todos los perjuicios ocasionados, pero con los límites establecidos en las tablas del Baremo 8/2004. Los perjuicios causados a una víctima pueden ser los siguientes:

  1. Daños personales y patrimoniales
    • Lesiones temporales: daños y perjuicios sufridos durante la curación de las heridas. En estos daños se incluyen las operaciones quirúrgicas realizadas, los latigazos cervicales, los gastos médicos y el lucro cesante.
    • Secuelas: Daños físicos, psicológicos y/o morales sufridos por el accidentado que permanezcan después del tiempo de curación. En estos daños se deben incluir las pérdidas anatómicas o funcionales, así como los daños morales por la pérdida de calidad de vida, la pérdida de un feto, los gastos médicos futuros y la pérdida potencial de ingresos.
  2. Daños materiales: Daños sufridos en el vehículo o motocicleta, así como todos los objetos propiedad de la víctima que han sido dañadas.

Lesiones temporales

El apartado primero 1 del artículo 134 del texto refundido de la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de Vehículos a motor define como lesión temporal las que sufre el lesionado desde el momento del accidente hasta el final de su proceso de curativo o estabilización de la lesión.

Pérdida de calidad de vida

Por cada día de lesión temporal que tenga, y en función de la pérdida de calidad de vida, recibirá una indemnización diaria:

  1. Pérdida de calidad de vida muy grave, que le imposibilita realizar casi todas las actividades esenciales de la vida. Corresponden a los días en la UVI o que sin encontrarse en cuidades intensivos necesite la ayuda de terceras personas. 100 € / día.
  2. Pérdida de calidad de vida gave, que le imposibilita realizar la mayoría de las actividades esenciales. Periodo de hospitalización o reposo domiciliario. 75 € / día
  3. Pérdida de calidad de vida moderada, que le impide realizar la mayoría de las actividades no esenciales en la vida. La vícitima puede realizar las tareas esenciales, pero no puede realizar determinadas actividades no esenciales, principalmente las relacionadas con el ocio o incorporación al trabajo. 52 € / día.
  4. Pérdida de calidad de vida básica.Existe algún tipo de limitación en sus actividades esenciales o no esenciales. 30 € / día.

Latigazos cervicales

El artículo 135 del Real Decreto 8/2004 hace especial hincapié en los latigazos cervicales, dada su complicada demostración, indicando al efecto que se indemnizarán como latigazo cervical cuando se cumplan los siguientes requisitos:

  1. No exista otra causa que lo pueda justificar.
  2. Que se hayan manifestado el latigazo cervical dentro de las 72 horas después del accidente.
  3. Que haya una relación entre la zona corporal afectada por el accidente y la lesión sufrida, teniendo en cuenta su intensidad
  4. Existe un informe médico concluyente que acredite su existencia.

Operaciones quirúrgicas

Por cada operación quirúrgica realizada para la curación de las lesiones, la víctima deberá ser indemnizada por una cuantía para el año 2016 que varía entre los 400 € y los 1.600 € en función de la duración de la operación, la complejidad de la misma, la necesidad de anestesia local o general, así como los órganos afectados.

Daño patrimonial y lucro cesante

Los daños patrimoniales que deben ser indemnizados son todos aquellos gastos que tenga la víctima como consecuencia de los gastos del accidente tales como; gastos de asistencia sanitaria, gastos de desplazamiento…

El lucro cesante es aquél ingreso que deja de percibir la víctima durante la curación de las lesiones temporales por motivo del accidente. En el caso de un trabajador se valorará mediante la medio de los ingresos del último año o de los últimos tres años.

En caso de que sea una desempleada del hogar, los ingresos dejados de percibir se valoran teniendo en cuenta el salario mínimo interprofesional diario.

Secuelas

El artículo 93 del Real decreto 8/2004 define la secuela como la deficiencia física, intelectual, orgánica y sensorial y perjuicio estéticos que derivan de una lesión y permanecen una vez finalizado el proceso de curación. Por lo tanto, es el daño que permanece en la víctima una vez concluido el periodo de curación.

Para el cálculo de las secuelas, y su posterior valoración económica, es necesario un informe médico pericial. Dicho informe valorara los perjuicios personales y morales físicos y psíquicos que permanecen en la víctima una vez concluida el tratamiento de curación.

Daños personales físicos y psíquicos

Para cuantificar económicamente los daños personales es necesario valorarlos por un perito según un baremo de puntos:

  1. Los perjuicios físicos tiene un límite de 100 puntos. En caso de sufrir varias secuelas, se deben de sumar o complementar en función de si son secuelas concurrentes, interagravatorias o agravatorias del estado previo, sin que puedan superar en ningún caso los 100 puntos.
  2. Los perjuicios psíquicos tiene un límite de 50 puntos La valoración del perjuicio se realiza en función de; la visibilidad, localización y aceptación social que pueda tener el perjuicio.

Daños morales por pérdidas físicas y psíquicas

Según los puntos resultantes de la valoración de los daños personales se indemnizarán los daños morales. Por ejemplo, la amputación de las dos piernas, recibirá una indemnización por los daños personales y otro por los daños morales.

  1. Daños morales por el perjuicio físico, cuando la víctima tenga al menos una secuela de 60 puntos, o cuando el conjunto de todas ellas alcance un mínimo de 80 puntos.
  2. Daños morales por el perjuicio psíquico, cuando este ha recibido al menos una puntuación de 36 puntos.

Daños por pérdida de calidad de vida

La víctima, debido a las secuelas padecidas, va a tener una pérdida definitiva en la calidad de vida. En función de la gravedad de la misma y de la edad del lesionado, recibirá una indemnización:

  1. Muy grave, equiparable a la concesión de la Incapacidad permanente gran invalidez. El lesionado pierde su autonomía personal para realizar la casi totalidad de actividades esenciales en el desarrollo de la vida ordinaria. Indemnización de: 90.000 € – 180.000 €.
  2. Grave, equiparable a una incapacidad permanente absoluta. El lesionado pierde su autonomía personal para realizar algunas de las actividades esenciales en el desarrollo de la vida ordinaria o la mayor parte de sus actividades específicas de desarrollo personal.  Indemnización de 40.000 € – 100.000 €.
  3. Moderada, equiparable a una incapacidad permanente total. El lesionado pierde la posibilidad de llevar a cabo una parte relevante de sus actividades específicas de desarrollo personal. Indemnización de 10.000 € – 50.000 €.
  4. Básico, equiparable a una incapacidad permanente parcial. El lesionado con secuelas de más de seis puntos pierde la posibilidad de llevar a cabo actividades específicas que tengan especial transcendencia en su desarrollo personal. En caso de limitación parcial de la actividad laboral o profesional no se requiere un mínimo de puntuación. Indemnización de 1.500 € – 15.000 €.

Pérdida de feto

En caso de que la víctima pierda el feto tendrá derecho a una indemnización de 15.000 € en caso de que el feto tenga menos de 12 semanas, y 30.000 € posteriormente.

Daños patrimoniales y lucro cesante

Se deben resarcir todos los gastos previsibles futuros que va a tener que realizar la víctima por el tratamiento de las secuelas sufridas. Así en este caso, se deben de incluir los gastos de prótesis y ortesis necesarias, así como si fuera necesario las de adecuación de la vivienda o vehículo.

El lucro cesante deberá comprender la pérdida de retribución sufrida por la víctima por las secuelas padecidas, en relación con la incapacidad obtenida o la pérdida de habilidades.

Daños materiales

El perjudicado en un accidente de tráfico tiene un plazo de 7 días para notificar a su compañía aseguradora de los daños ocasionados en el vehículo.

Normalmente, la compañía designa un perito que emite un informe de valoración de los daños. En caso de que los daños sean superiores al valor del vehículo, se le indemnizará por el va.lor de este, en caso contrario el propietario tiene derecho a la reparación íntegra de los daños del vehículo

Abogado especializado en Derecho laboral y Civil en A Coruña y Madrid

Valora este artículo.

Leave A Reply