twitterfacebookgoogle

El deber de alimentos entre parientes

El deber de alimentos

El Código Civil regula en los artículos 142 y siguientes el deber de alimentos entre parientes.

Este deber consiste en la obligación que tiene una persona -denominada alimentante- de abonar una prestación  o satisfacer de manera directa las necesidades de una persona -denominada alimentista- por el mero hecho de que ésta persona se encuentre en una situación de necesidad y la primera no, y además exista un vínculo familiar o de parentesco entre ambos.

Por lo tanto, para que exista deber de alimentos deben de cumplirse los siguientes requisitos:

  1. Existir un vínculo de parentesco entre dos personas.
  2. Necesidad de alimentos por parte de una de ellas.
  3. Obligación de prestarlos por el vínculo familiar y posibilidad económica real de prestarlos. Se entiende que tiene posibilidad económica, cuando puede abonar los alimentos sin pone en peligro ni perjudicar sus propias necesidades de manutención.

El concepto de alimentos

El Código Civil define el concepto de alimentos como todo lo que es indispensable para el sustento, educación, habitación, vestido y asistencia médica. Además, se deben de incluir los gastos de embarazo y parto, cuando no estén cubiertos de otro modo.

Esta pequeña enumeración indicada en la legislación no ha entenderse cerrada, sino que la jurisprudencia ha considerado que todo aquello que sea indispensable para la vida en sociedad debe de ser incluido dentro del concepto de alimento, pudiendo abarcar el ocio.

¿Quienes están obligados a pagar la prestación por alimentos?

Están obligados a dar la correspondiente prestación de alimentos los siguientes parientes:

  1. Los cónyuges
  2. Ascendientes. Los de grado más próximo excluye a los más lejanos.
  3. Descendientes. Los de grado más próximo excluye a los más lejanos.
  4. Hermanos. Los de dobe vínculo vana ntes que los de vínculo sencillo.

Esta enumeración es cerrada y no pueden existir otras personas obligadas al pago. Además, es una lista excluyente, en el sentido de que los primeros excluyen a los siguientes, por lo tanto, si existe cónyuge y éste puede abonarlo, no se deberá reclamar a los ascendientes y, así sucesivamente.

¿Si existen varios obligados al pago?

La obligación de abonar alimentos no es solidaria sino mancomunada. Esto quiere decir que, en caso de que exista dos o más obligados al pago se deberá reclamar los alimentos a todos ellos, ya que cada uno es responsable de una parte proporcional de los alimentos, proporción que se deberá establecer en función de las posibilidades económicas de cada uno. Debemos recordar que la lista es excluyente por lo que no existirán varios obligados al pago cuando existan un hijo y hermanos, ya que en dicho caso el obligado será únicamente el hijo.

En otras palabras, si existen varios personas con el deber de abonar los alimentos -por ejemplo varios hermanos-, la persona que las reclama deberá obligatoriamente dirigir la demanda contra todos, ya que en caso contrario la demanda puede no llegar a buen puerto por incurrir en vicio de litis consorcio pasivo necesario.

Esta exigencia tiene dos excepciones, en caso de urgente necesidad y por circunstancias especiales o para el caso de que uno de los obligados ya está abonando la parte que le corresponde de forma voluntaria o por sus circunstancias económicas no pueda hacer frente al pago.

¿Cuando se pueden exigir los alimentos? ¿Qué necesidad se tiene que tener?

La obligación de alimento sólo es exigible cuando una persona tiene una necesidad ya sea actual, o incluso potencial, de subsistencia que, por lo motivos que sea, el no mismo puede procurarse.

Es un concepto bastante relativo, toda vez que habrá que valorar el caso concreto para saber si se puede considerar o no que la persona tiene necesidad. Eso sí, quién reclama los alimentos deberá acreditar su necesidad.

¿Cómo se deben pagar?

Los alimentos entre parientes se pueden satisfacer de dos maneras:

  1. Cuantía económica. La cuantía -que deberá ser indicada por un juez- será proporcional a los medios económicos que dispone el obligado al pago , en relación con la necesidad de la persona dependiente. Se debe abonar de forma anticipada con una periodicidad fija, normalmente mensual.
  2. Satisfaciendo de forma directa las necesidades del dependiente, por ejemplo manteniendo en su propia casa al necesitado.

La elección de una u otra opción corresponde a la persona obligada a satisfacer los alimentos, salvo que exista una justa causa para no aceptar la propuesta realizada.

¿Cuándo se extingue o modifica la obligación?

Cualquier causa que elimine o modifique las necesidades de la persona que recibe el alimento o las posibilidades económicas del obligado al pago, puede hacer que la cuantía de los alimentos a abonar varíe, siendo los casos más típicos los cambios de carácter permanente en la situación económica en cualquiera de las dos partes o la muerte de cualquiera de ellos.

Abogado especializado en Derecho laboral y Civil en A Coruña y Madrid

Valora este artículo.

NO SE RESUELVEN CONSULTAS EN LOS COMENTARIOS, LAS DUDAS SE DEBEN DE PLANTEAR EN FORUM DERECHO
Realizar consulta

Leave A Reply